sábado, 23 de septiembre de 2017

“Soapbox”, 85-87, Jean-Yves Bériou, Massimo Borghese, “Arcane 17”

Como acontece periódicamente, la trilogía de Soapbox que acaba de lanzar Jean-Pierre Paraggio es un filón de sorpresas. En el conjunto siempre explosivo de citas, imágenes, poemas y noticias que nunca podrán aparecer en el “tejido de horrores” de los llamados “medios de comunicación”, destacamos esta vez tres de esas sorpresas, las dos primeras especialmente exaltantes y la tercera dando noticia de una exposición importante que en su día se nos escapó.

*

Para empezar, la remisión a una serie de poemas de Jean-Yves Bériou, poeta que descubrí gracias a las publicaciones del umbo del propio Jean-Pierre Paraggio y que desde entonces no ha hecho sino confirmar la impresión inicial de encontrarme ante un poeta excepcional, o si se prefiere ante un verdadero poeta, de los pocos que nos impiden desesperar de la poesía tal y como desde hace algunas décadas se manifiesta por escrito. En la página a que remite Soapbox se traza una semblanza suya, que concluye con la afirmación de que para Jean-Yves Bériou la poesía y la vida no pueden separarse “del rechazo del mundo tal como es, así como de la afirmación de su necesaria superación”, y que por ello mismo su posición mantiene “una relación íntima con las exigencias que constituyen el corazón del proyecto surrealista”.

*

Massimo Borghese, El árbol de las alucinaciones, 1996-2002

En segundo lugar, Soapbox nos trae el enlace de un fabuloso conjunto de imágenes de Massimo Borghese, algunos de cuyos títulos ya de por sí atraerán a quienes siguen Surrint: Je ne vois pas l’objet caché dans la forêt, Gran pulpo lautremontiano (que nos evocó las visiones de David Martí), L’Imagination mise en cage avec ses célibataires, même, La mandrágora del mutante... Son en total 18 suntuosos dibujos, precedidos de un texto del artista sobre su actividad, en que invoca el “espíritu de la analogía”.

*

Aunque en otro plano que los poemas de Jean-Yves Bériou y los dibujos de Massimo Borghese –tan imprescindibles unos como otros– anotemos el enlace que se da del n. 39 de La Nouvelle Revue Française, que funcionó como catálogo de la exposición “Arcane 17. L’Âme du rêve”, celebrada en Lille en marzo y abril de este año; lástima que solo haya acceso a la presentación de Philippe Lemaire:

*

Pero en fin, hay mucho más que debe destacarse en estos tres densos boletines, como la traducción del poema de 1991 de El Janabi “Lâchez tout”, entretejido de citas de la decisiva proclama homónima de André Breton y del poema de Benjamin Péret sobre su amistad con Breton “Toute une vie”, o la imagen del huevo de raya con que Jean-Raphaël Prieto y Ana Orozco rinden homenaje a la memoria de Guy Flandre:

miércoles, 20 de septiembre de 2017

Fred Deux, Lyon

Fred Deux, Los adivinos del abismo, 1999

Una retrospectiva excepcional de Fred Deux se abre hoy en Lyon. Damos su enlace y otros dos de interés.

domingo, 17 de septiembre de 2017

Martín Stejskal: textos ignotos


Acaba de aparecer Skoronoc, nueva recopilación de escritos de esa extraordinaria figura del surrealismo checo que es Martin Stejskal.
Se suma a dos tomos anteriores: Cesty za huezdou (2001) y Rounomoc (2004), este último centrado en los sueños. De nuevo encontramos una miscelánea de temas, que van “desde las reflexiones surrealistas hasta la interpretación hermética del paisaje, la arquitectura y los cuentos de hadas”.
Por cierto que el apasionante libro de Stejskal sobre la Praga mágica tiene traducción española desde hace dos años.

Miguel de Carvalho, en “Cão Celeste”


La revista portuguesa Cão Celeste hace su entrega número 11 con la inclusión de dos cartas polémicas de Miguel de Carvalho.
La primera (“Las cartas de Arturo, un tal rey”) viene motivada por los insultos de Cruzeiro Seixas contenidos en su desdichado epistolario con Floriano Martins (a quien Miguel de Carvalho llama “idiota”), epistolario que aquí ya hemos puesto en su sitio.
La segunda (“El espectro del silencio”) explica su rechazo a participar en la exposición “Las llaves del deseo” y expresa su repudio por haber sido incluido, pese a dicho rechazo.

Gilles Brenta (1943-2017)


Recientemente murió Gilles Brenta. Esta semblanza de Dominique Rabourdin es el mejor homenaje a su memoria:

Jean-Pierre Le Goff y los banalistas

Este flamante catálogo de la librería de las tres plumas contiene material de mucho interés, no solo respecto a Jean-Pierre Le Goff (se trata de su biblioteca) y a los banalistas, sino al surrealismo de las tres últimas décadas del siglo pasado, con innumerables rarezas bibliográficas.
La presentación es confusa, hablando de “post-surrealismo”, y las notas no carecen de gazapos, como cuando se dice de Jules Perahim que es “el gran representante húngaro del surrealismo”, pero el material es de sumo interés, con infinidad de nombres de aquellos tiempos y algunos de tiempos anteriores o que felizmente siguen en el candelero: Pierre Peuchmaurd, Guy Cabanel, Jean-Pierre Paraggio, Caburet, Morin, Pillet, Schoendorff, El Janabi, Nicole Espagnol, Tom Gutt, Gilles Brenta, Alain Joubert, Robert Lagarde, Adrien Dax, François Leperlier, Joyce Mansour, Jacques Abeille, Tony Pusey, Peter Wood, Ludwig Zeller, François-René Simon, Jean-Yves Bériou, Claude-Lucien Cauët, Her de Vries, Jean-Pierre Guillon, Georges Henein, Nelly Kaplan, Marianne van Hirtum y hasta nuestra sublime Toyen en sus colaboraciones con Annie Le Brun, momento en que Le Goff se acercó al surrealismo.

París, 1992


En esta foto, tomada por Guy Girard tras la apertura de la exposición de Capa “Wanted-Cadavre”, en la Hourglass Gallery que dirigía Peter Wood en París, año de gracia de 1992, vemos de izquierda a derecha a Miguel Flores Eloz, Elizé Bleys, Paul Goodman, Ody Saban, Peter Wood, Guy Flandre, Cornelia Leunig, Claudette Lucand, Rainer Wichering, Rik Lina, Dave Bobroske (tras Lina), Gerda vander Krans, Jorge Leal Labrín y Jean Pierre Paraggio.