domingo, 17 de febrero de 2019

“Dreamdew”, n. 16

Renzo Margonari,  No sabemos si no soñamos, 2002

En este nuevo número de Dreamdew, “comunicación onírica”, prosigue la publicación del magnífico ensayo de Georges Sebbag, que se complementa con una jugosa serie de sueños en que los temas son el misticismo y la religión, a cargo de Teodoro Adorno, Luis Buñuel, la pintora Mitzura Salgian, el dibujante de Asterix Albert Uderzo, Guy Girard, Bruno Jacobs, Sasha Vlad, Jason Abdelhadi y Dan Stanciu. Exquisita presentación, como de costumbre, y mucho material para reflexionar, reír... y soñar.

Alfonso Peña, El séptimo sueño, 2017

“Infosurr”, 135-136


Infosurr llega a su número 136, siempre alertando de las novedades en el surrealismo y sus “alrededores”.
En las dos últimas entregas, los trabajos más extensos son los de Dominique Rabourdin sobre Paul Nougé, António Cândido Franco sobre la correspondencia de Cesariny con Frida y Laurens Vancrevel, Gérard Roche sobre el primer tomo de obras completas de Robert Lebel y de Richard Walter, Christian Bernard y Jerôme Duwa sobre las varias publicaciones últimas de y sobre Benjamin Péret.
Aplausos para una breve reseña que hace Gérard Durozoi de otra de esas lamentables biografías “noveladas”, esta vez perpetrada sobre Mina Loy. La reseña enumera de modo demoledor una cantidad hilarante de burradas, que casi igualan las que el propio Durozoi recopiló no hace mucho a propósito de otra de esas pseudobiografías (en aquel caso sobre la pobre Leonora Carrington), o las que adornan el libraco de Gallimard Les Avant-gardes artistiques.

*

Le Grand Tamanoir anuncia esta caja con 40 dibujos en color de Christian d’Orgeix, realizados en 2017 y 2018; son solo 40 ejemplares, con un dibujo original en cada caja:

jueves, 14 de febrero de 2019

Guy Girard: “Pinto porque sueño”


Esta exposición de Guy Girard se inaugura mañana. En la velada de clausura, el viernes 1 de marzo a las 20 horas, Guy Girard y el Grupo Surrealista de París leerán poemas.
Próximamente se publicará una nueva revista del grupo, lo que es sin duda una gran noticia, que levanta muchas expectativas.

*

Aprovecho para dar este documento de Cécile Carbonel y Alexandre Pierrepont, sobre los hechos que han venido ocurriendo en Francia:
dans les rues ruineuses de vie
Lo que me lleva a su vez a señalar esta reseña sobre el poemario de Pierrepont, ya que ha sido hecha por François-René Simon:
fronteras del mundo habitado

miércoles, 13 de febrero de 2019

Jan Bervoets: “Abstracciones tangibles”


Este es el nuevo libro de poemas de Jan Bervoets, publicado por la editorial anarquista de Utrech Kelder (editora de Lautréamont en los Países Bajos), con dibujos-collages de Rik Lina y, en la cubierta, un fragmento de una de sus pinturas free jazz. Se presenta el próximo domingo:
Sobre Jan Bervoets, surrealista demasiado poco conocido fuera de sus fronteras, nos escribe Rik Lina:
“Jan Bervoets is the poet of absolute freedom using engagement as weapon in a totally unpolitical way, so «feels» for me close to Benjamin Péret. No surprise he is one of the anarchists active here, using his pen in many articles in anarchist magazines.
As a poet he uses many many words, sentences and saying from popular and common language, slogans, advertisements etc. turning them into unexpected lines ; so he says it to be absolutely necessary for the surrealist poet to hit the streets. He says also: «I am taking the words back that advertisement steals from poetry!»”
Y Laurens Vancrevel: “In his poetry he tries for a definitive change of life and society, so nobody is being lived any more, but can choose for himself how to live and think.”


*

También Rik Lina ha realizado la portada de otro libro de Gerbrand Muller, un amigo de los surrealistas neerlandeses:


domingo, 10 de febrero de 2019

Le Poignard Subtil

Bruno Montpied, Sueños ahogados bajo el mar, 1997

Le Poignard Subtil prosigue su andadura en que tiende inquebrantablemente “pasarelas entre el arte popular, el art brut, el art naïf, el surrealismo espontáneo y el arte inmediato”.
No solo llamamos de nuevo la atención hacia su blog siempre renovado, sino en concreto hacia las entradas recientes dedicadas al “juego del diccionario”, así como hacia el fotoblog del director del sitio, Bruno Montpied, en que va comentando sus propias obras: “producciones gráficas, pictóricas, fotografías y otras experiencias” que componen un mosaico fascinante, al que puede accederse tanto cronológicamente como a través de un excelente archivo temático.

martes, 5 de febrero de 2019

Claude Cahun / Suzanne Malherbe

Suzanne Malherbe y Claude Cahun

El siguiente documento denuncia una impostura con Suzanne Malherbe, en que ha incurrido el ayuntamiento parisino. Enviado al llamado Conseil de Paris, ninguna respuesta ha tenido, al cabo de ocho días. Lo que me ha dejado perplejo es leer la deliberación consistorial sobre Claude Cahun, emitida en 2018; cándidamente, yo creía que a tanta memez solo podían llegar las instituciones españolas.

domingo, 3 de febrero de 2019

Una antología de Élie-Charles Flamand

Aunque publicada, en La Lucarne Ovale, hace tres años y medio, y señalada aquí en dos ocasiones, llamo la atención hoy especialmente sobre esta antología poética de Élie-Charles Flamand, Braise de l’unité. Un poeta como Flamand debería leerse en su totalidad –unos treinta cuadernos–, pero este volumen asume características especiales, ya que, por una parte, la selección fue hecha por Obéline Flamand (de quien es la viñeta de portada) con el visto bueno del escritor, y, por otra, la enmarcan dos textos magníficos sobre su poesía, a cargo de Gwen Garnier-Duguy y Marc Kober.
Se cubre un período que va nada menos que de 1957 a 2014, y se comienza, como era de esperar, con À un oiseau de houille perché sur la plus haute branche du feu, el legendario poema dedicado a André Breton e ilustrado por Toyen.
En su prefacio, “La palabra de Élie-Charles Flamand”, Garnier-Duguy calibra su poesía como “una de las más bellas y más potentes de nuestro tiempo”. Su “lengua única”, su “mirada única”, las ve como opuestas “a las fuerzas de muerte que hoy contaminan la superficie del globo, enfangado en los mecanismos de deshumanización absoluta”.
Marc Kober, en “El tesoro de Élie-Charles Flamand”, diserta sobre su “periplo espiralado” y describe la antología como una serie de cortes en los filones de una mina poética. La poesía de Flamand –llena de metáforas soberbias– es “iniciación y alquimia”, “diario de a bordo de un viaje del interior”, “búsqueda amorosa que tomaría por objeto el secreto del universo”.
Marc Kober señala la proximidad gráfica de la poesía de Flamand con la obra de Toyen, lo que me ha llevado a reproducir aquí su poema “En proie à leurs regards”, incluido en La lune feuillée (1968), junto a la pintura de Toyen que lo inspiró.

“En proie à leurs regards

À Toyen

Une pluie d’yeux en fusion
Strie la falaise de givre où s’émousse le biseau des reflets
Vitrifie la brume cendreuse qui noyait nos plus secrètes ruines
Calcine l’ombre portée de nos masques

Illuminés au plus bas de notre fondrière
Riches d’un long coeur avec les filons
Nous les vigiles
Nous pouvons lever nos paupières lourdes de limon
Et ceints du diadème de nos larmes
Briser les serrures de l’ultime ouragan

Toyen, En proie à leurs regards, 1957