miércoles, 22 de febrero de 2017

Ody Saban, “Arte y Libertad”, Realismo surrealista

Ody Saban, Escala en los sueños de los árboles de la noche, 2011

Mañana jueves se inaugura en París una exposición de Ody Saban, que se prolonga hasta el 18 de marzo.
ody invierno 2017

*

La exposición parisina del movimiento “Arte y Libertad”, tan impregnado de surrealismo y con la figura central de Georges Henein, viaja a Madrid, donde estará hasta el 28 de mayo. Espero comentar el catálogo cuando me lo traigan unos amigos de esos que todavía son capaces de viajar.

Inji Efflatoun, Composición surrealista, 1942

*

Una declaración de Jesús García Rodríguez y Bruno Jacobs, publicada hace unos días en el blog de Peculiar Mormyrid, denuncia los aperturismos y confusionismos surrealistas, en este caso no tan flagrantes como los de Santiago Ribeiro, pero sí suficientes como para haber provocado ya en su día una contundente repulsa por parte de Miguel de Carvalho y algunos de sus amigos, en concreto a una presencia indeseable, que por ahí se empieza. Dado que merece ser conocido, es de lamentar que este texto firmado en el verano de 2016 solo ahora haya aparecido en el citado blog, y que no nos haya llegado noticia de él por ninguna vía en su momento correspondiente.

sábado, 18 de febrero de 2017

Eugenio Castro: los poemas

De Eugenio Castro, la figura más decisiva en la larga trayectoria del Grupo Surrealista de Madrid, pasamos a disponer ya de tres muy notables libros recopilatorios: H, La flor más azul del mundo y ahora El Gran Boscoso... es eso. Aunque la poesía marca su presencia inevitable en los dos anteriores (y también como reflexión sobre el fenómeno poético, nunca reducido en el surrealismo a la escritura), la nueva publicación describe la trayectoria específicamente poética, desde 1980 hasta el presente. Algunos de los títulos que la componen ya son conocidos, al haber aparecido independientemente, en Salamandra o en otros libros, pero también hay nuevos textos.
Edita La Torre Magnética, con excelente maquetación, y la portada lleva una fotografía de Javier Gálvez, con quien Eugenio Castro ha colaborado muchas veces.
Este amplio poemario de un poeta que ha traducido a Ghérasim Luca, Joyce Mansour y Jean-Pierre Duprey, afinidades electivas que hablan por sí solas, abre de la mejor manera las publicaciones surrealistas del año 2017.


Rikki Ducornet: de y sobre

Rikki Ducornet, pintura

Siempre en candelero, Rikki Ducornet publicó en 2016 otra de sus novelas, Brightfellow, poco después de que apareciera un volumen colectivo sobre ella. Este volumen incluye muchos ensayos, dos entrevistas, una bibliografía y algunas imágenes de sus obras plásticas, que pueden verse aún mejor en su página, a la que una vez más remitimos.

Les Coleman, en el iglú del Gran Oso Hormiguero

Les Coleman, dibujo

El último número de Infosurr (125) anuncia la aparición en marzo, dentro de la colección Le Grand Tamanoir, de una edición bilingüe (inglés y francés) de Les Coleman, una de las figuras más vivaces del surrealismo británico. Al cuidado de Michel Remy.

miércoles, 15 de febrero de 2017

Susana Wald, en la selva oscura

Este domingo en Oaxaca se inaugura la exposición de Susana Wald “Entrada en la selva oscura”, que se prolonga hasta el 23 de abril. La nota que le dedica a la serie pictórica en su página, vale además para recorrer esta nuevamente.

Susana Wald, Noche de Huayapam, 1997

Jiri Kolar: retrospectiva en Brasil

Jiri Kolar, Venus del Pacífico, 1969

Hoy, en São Paulo, se inaugura una exposición dedicada a Jiri Kolar, cuyo catálogo comentaremos en su momento. El espacio en que se celebra ya ha dedicado exposiciones a Alechinsky, la colección de Arturo Schwarz, Picasso, Dalí y Miró.

sábado, 11 de febrero de 2017

El cine de Jean-Claude Mornard

El pintor, dibujante y sherlockholmista belga Jean-Claude Mornard es autor de dos cortometrajes que muy bien vale la pena ver, y sobre los que un amigo de París nos ha alertado, calificándolos de “casi-surrealistas”. Ambos han sido producidos por Films Steak Tartare, en 2016.
El primero de ellos, Una aventura de Harry Dickson, el propio Mornard lo califica de “relato un poco surrealista”, considerándolo un homenaje a Jean Ray, Jean Rollin y Louis Feuillade. Mornard actúa como Harry Dickson, que en unas aventuras delirantes se enfrenta a un muerto viviente, a una ogresa (una estupenda Suzanne del Puppo) y, por las calles de un cementerio, a un peligroso trío compuesto por Musidora, Isadora y Lucifera.
Viaje a la dimensión Z, realizado con Toon Hertz, quien en la película anterior hacía de alumno del detective y aquí desempeña el papel de profesor Spot, cuenta también con solo actores aficionados. Estamos en este caso ante un homenaje a George Meliès, a Julio Verne y “al cine cuando aún era atracción de feria”. Mornard vuelve a ser el personaje principal, Ulises Frog, que parodia a los héroes de los relatos de ciencia ficción, pero con un humor que raramente se encuentra en ese enojoso género. Tras un combate de dinosaurios atómicos, nos encontramos con el pobre Lobo, un cíclope sordomudo que interpreta Bolas Karlosi (el muerto viviente de la aventura de Harry Dickson) y al que se comen literalmente Ulises y el profesor. Los amantes de la saga de Fantomas se sorprenderán gratamente al ver aparecer poco después a Sonia Davidoff, quien ha sido expulsada de su castillo por la sacerdotisa Fumanchá, con la que Ulises Frog sostendrá un duelo de espadas. Hay un papel también para el Hombre Lobo, interpretado por otra nueva revelación cinematográfica, Lon Nashy.
Con estos dos cortometrajes nos situamos, felizmente, en las antípodas tanto del estúpido cine comercial actual como de la insufrible pedantería del cine intelectualizante y supersubvencionado.