domingo, 27 de septiembre de 2020

El sol negro de Richard Misiano-Genovese

Esta nueva publicación de Richard Misiano-Genovese, titulada Black Sun y editada, como sus títulos anteriores, por La Belle Inutile, consta de una serie de poemas compuestos por un curioso método acróstico que va encadenando las palabras y produce, guiadas por el automatismo y el azar, un resultado delirante. Adecuado epígrafe bretoniano: “Las palabras hacen el amor”, y nota ensayística en que se aprecia cómo este sol negro de Misiano-Genovese tiene más de revuelta que de melancolía..
Como ejemplo, veamos el texto que lleva por título “Ruleta rusa”:
“After Bleeding Ceases, Death Enters. Focus Given Here Is Just Kindly Lent. More. Now. Opiates Prepare Quietly, Roulette. Slow Trigger Undulates Voraciously, Withering  Xerostomia… Yelping  «Zenith!»
Allusions Burden Chastity. Death Enters: Folly! Gaunt Heroes Imbue Judiciously. Keeping  Lovers Making Noises – Orgasmic?  Possibly! Quietly! Ruminating… Silly Twits! Ululating… Vain Worry. X? Zoit!”

sábado, 26 de septiembre de 2020

“Soapbox”, 166-168

Soapbox no acepta el encarcelamiento facial y prosigue en sus trece, o sea en sus tres boletines mensuales expresión de la poesía y la revuelta.
Se noticia la exposición “Quelques matériaux de rêve”, de Katrin Backes y Sylvain Tanquerel, quienes además acaban de publicar Bleigibien, la vision par le plomb, con fotos y textos.
En el material de estos números, destaquemos el poema de Alice Massénat y el fabuloso personaje de André Bernard.
soapbox septiembre
*
Para cerrar esta nota con un exabrupto, no entiendo muy bien que se sigan haciendo exposiciones en estos tiempos de insalubres bozales para todo el personal que accede a los interiores públicos –aunque peor que en Francia es en España, ese pequeño y grotesco, esperpéntico país fascista (desde los Reyes Católicos) formado por diecisiete grandes y grotescas, esperpénticas naciones fascistas (desde los Reyes Católicos), todas las cuales, sin una sola excepción, después de que la madre de todas encarcelara brutalmente a sus 47 millones de desgraciados, los encarcela ahora facialmente desde que ponen un pie fuera de sus casas. Un país de mierda, definitivamente.

domingo, 20 de septiembre de 2020

La revista “Empreintes”

Guy Girard, Un poco antes de la gran partida

En ocasiones he recomendado la revista francesa Empreintes, llena de rarezas muy atractivas y con asidua presencia del surrealismo. Se trata de una revista asociada a la galería l’Usine, donde ya nos hemos referido a exposiciones de Mireille Cangardel, Massimo Borghese, Laure Missir y Pierre Rojanski, del mismo modo que al recomendar algunos números de la revista hemos alineado los nombres de Virginia Tentindó, Guy Cabanel, Patrick Lepetit, Pierre-André Sauvageot, Pierre Petiot.
Se llega ahora al número 35, que incluye seis dibujos de Guy Girard y una serie de las habituales “rarezas”, entre las cuales me ha encantado el descubrimiento del loco literario decimonónico Paulin Gagne. Nunca habrá sido más actual su Journalophage que ahora mismo, en que los llamados medios de comunicación, o sea de dominación, han tocado fondo de bajeza y servilismo como amedrentadores de la población y como voceros del poder, justificando todas sus abyectas medidas liberticidas y canalizando todas sus mentiras. En su primer sueño, Paulin Gagne llama al periódico “el crimen de la estupidez” y los retrata “completamente leprosos de los pies a la cabeza”; en el segundo, muestra cómo, llenando a diario “su vientre infame” (en las versiones digitales, hasta varias veces al día), “su felicidad es la desgracia del mundo”. ¡Qué hubiera dicho de los diarios televisivos!


En tanto, encadenando con lo anterior, voy a recomendar, para quien no lo conozca, el siguiente enlace, compuesto de material contrainformativo del máximo interés. Algunas entradas resultan confusas y poco convincentes, pero muchas son auténticas bombas de profundidad (y del mismo modo que se ha expuesto brillantemente que “Nosotros somos el virus”, podría haberse redactado también un panfleto titulado “Ustedes son el virus”):

jueves, 10 de septiembre de 2020

“Analogon”, n. 91


Acaba de publicarse el número 91 de Analogon, segundo del presente año.
La temática elegida lleva por título “Dialéctica y paradoja”, y se incluye también un homenaje a Petr Král. Aprovecho para señalar que a la anterior entrada, dedicada a otra figura desaparecida, Jean-Michel Goutier, le añadimos un enlace de Infosurr y otro de la Asociación de los Amigos de Benjamin Péret, esta con muchos textos e intervenciones.

martes, 1 de septiembre de 2020

Goutier, Lacomblez, Brauner, Cobra, Mattalab

Señalamos la desaparición de Jean-Michel Goutier, quien formó parte del grupo surrealista parisino en los últimos años de André Breton y fue un fino poeta, aforista y ensayista.

*


“En vue d’ailleurs” es el título de la exposición de pinturas y dibujos recientes de Jacques Lacomblez. Se inaugura en la Galería Quadri de Bruselas el 16 de septiembre, y coincide con la aparición de una nueva recopilación de poemas, titulada Hiémale.

*

Importante retrospectiva de Victor Brauner, con catálogo que llevará estudios, entre otros, de Georges Sebbag y Fabrice Flahutez:

*

Exposiciones en el museo de Cobra:

*

Siguiendo una de las líneas de Cobra:

jueves, 27 de agosto de 2020

Surrealismo en Gales

John Richardson, A Sensual Delirium

En 2012 se publicaba en Dark Window Press el librito Surrealism in Wales, donde se enfocaba la especial fortuna del surrealismo en aquel país, con dos nombres muy importantes en los momentos más recientes: John Welson y Neil Coombs.
La incorporación convulsiva de John Richardson a lo largo de estos últimos años se ve ahora potenciada por la colaboración con Jean Bonnin, y de ahí que ya Gales aparezca inscrito en el mapa presente del surrealismo como uno de sus puntos ardientes, a nivel colectivo. Ambos han publicado en 2019, en Black Egg, un volumen de gran tamaño y un centenar de páginas que aúna las imágenes (collages sobre todo, pero también dibujos, pinturas, objetos, fotografías) con las declaraciones teóricas, en lo que compone, como señala Michel Remy en su reseña de Infosurr, una suerte de manifiesto.
John Welson se encarga de la presentación del volumen, antes de que Richardson y Bonnin, cada uno por su parte, expresen su visión del surrealismo, con palabras propias pero también a través de declaraciones de André Breton, Antonin Artaud, Luis Buñuel, Marcel Duchamp, Man Ray, René Magritte, Franklin Rosemont, etc.
Los títulos de las diferentes secciones que componen Surrealism in Wales lo dicen todo: “Actos de homenaje”, “Especialistas en revuelta”, “Encuentros: gente, fantasmas y sombras”. “El carácter poético del mundo natural”, “El deseo no se niega nada”, “Destellos de la vida cotidiana” y “Lo maravilloso”.
Motores principales de la aventura surrealista en Gales (y resto del mundo): rechazo radical del mundo ofrecido y todo el poder para la imaginación (lo que se nos apetece bastante más que aquello de “la imaginación al poder”).

John Richardson, Infinity

*

Jean Bonnin, Planet of the Bens

También en Black Egg apareció, hace dos años, el libro de Jean Bonnin A Welsh Surrealist, que se consigue fácilmente en la red. Se trata de una recopilación de sus trabajos artísticos.
Más difícil parece ser la obtención de Surrealist in Wales, pero está el recurso de la página de John Richardson, a la que de nuevo remito:

domingo, 23 de agosto de 2020

John Richardson: el Quinto Elemento y el Azar

John Richardson, My Crystal Visions I

Animador del boletín a que remitimos en reciente entrada, John Richardson desarrolla desde hace tres lustros una de las actividades más explosivas del actual movimiento surrealista. La primera noticia que tuvimos de él fue en 2005, cuando se reprodujo en el pequeño catálogo de la Fundación Granell “Revelación profana. Grupo surrealista de Leeds” su collage Devoción fanática, que ya aliaba humor y revuelta, aunque sin la ostensible dimensión erótica que ha caracterizado su trabajo desde entonces. Participa luego en una encuesta del grupo de Leeds, en los libros de Neil Coombs, en las revistas de Peculiar Mormyrid, en la exposición surrealista de collages que tuvo lugar en Figueira da Foz en 2016 (“A la luz de los castillos acristalados”), en La Vertèbre et le Rossignol, en The Oystercatcher y en Alcheringa, lo que muestra su inserción en plena vorágine surrealista.
En 2005 ha publicado Mad Love. Explorations in Desire y en 2009 The Subversion of Morality, y en 2014 inicia su fecunda colaboración con John Welson, a través de una publicación que tuve yo aquí la felicidad de festejar: Alice, the Looking Glass Threw, a la que siguió el no menos sugestivo volumen, de ambos más Patrick Lepetit, André Breton’s Arcane 17, A Lodestar for the 21st Century, también saludado calurosamente aquí.
Acelerando la marcha, John Richardson da a conocer en 2017 The Akasha Suite, en 2018 Street Scene: A Surrealist Game for 5 Players y en 2019 On the importance of Observations, Chance and Reality y, con Jean Bonnin, Surrealism in Wales (in two minds). Esta última obra la comentaremos próximamente, limitándonos ahora a destacar The Akasha Suite y On the importance of Observations, Chance and Reality.

*


The Akasha Suite fue reseñado en el número 130 de Infosurr por Laurens Vancrevel quien calificó de “formidables” esta serie de once collages acompañados de textos breves. Protagonistas principales son la mujer pájaro y la mujer molusco, pero aquí y allá irrumpen mariposas y astros, especialmente un Saturno harto viajero de cielos extraordinarios. “Akasha” es el nombre sánscrito que designa la quintaesencia, la Luz Astral, “la esencia espiritual que impregna y sustenta a los elementos materiales”, como impregna esta narración surrealista en textos-ráfagas y collages que encarnan el propósito de Richardson: “¡Todo el poder a la imaginación!”. Encabezan el cuaderno unas palabras de John Welson que merecen reproducirse:


*


El otro cuaderno de John Richardson, dedicado a John Welson (“por su amistad y camaradería durante nuestras exploraciones al otro lado del espejo”) y editado por Clyro Surreal Press, se compone de siete collages, en este caso acompañados de textos de Freud, Hegel, Marx, Engels y Breton. Richardson se ha valido de dos fotografías ingenua, encantadoramente eróticas, en que la misma muchacha observa, sentada en un taburete y en el brazo de un sofá, las cosas más insospechadas, con expresión de perplejidad en las del taburete y de regocijo en las del sofá. Mariposas, pájaros y moluscos siguen invadiendo el collage, mientras que Saturno parece haber sido sustituido por unos dados, los dados del azar. En el caso de esta divertida serie, es Kenneth Cox quien ha realizado una fina introducción:



*

John Richardson, My Crystal Visions V