sábado, 15 de octubre de 2022

"Dreamdew", 32

Otra nueva maravilla de Dreamdew, en que concluye el gran ensayo de Ludvik Svab y prosiguen los sueños del insaciable fabulador poético H. P. Lovecraft.




Max Ernst, por Renzo Margonari

 Un bello artículo dedica Renzo Margonari a Max Ernst, con motivo de una exposición en Alemania:

sábado, 8 de octubre de 2022

Pierre Peuchmaurd: "Donde baila el polvo amarillo"

Con una obra poética dispersa en cuadernos y revistas y muy poco conocida en el panorama hispánico, Pierre Peuchmaurd es uno de los poetas más interesantes del último medio siglo en lengua francesa. Muy cercano al movimiento surrealista, no ofrece ninguna duda que su voz poética hubiera estado presente en cualquiera de las más exigentes antologías del surrealismo, como las de Jean-Louis Bédouin o Aldo Pellegrini.

Es más que de celebrar este volumen que le consagra la colección de poesía Animal Sospechoso (a cuya revista homónima ya debíamos, en su número 5-7, aparecido en 2009, año de la muerte del poeta, un dosier sobre su obra), ya que consta de cerca de 250 páginas, la edición ha corrido a cargo de otro poeta francés excepcional, Jean-Yves Bériou, los traductores han llevado a cabo un trabajo ejemplar y tanto la selección como el epílogo se deben a otro notable poeta francés, Laurent Albarracin.

En su introducción, titulada "La criminal belleza del mundo", Jean-Yves Bériou lo sitúa en la poesía francesa de los últimos cincuenta años y lo distingue de esa "poesía poética" que viene predominando hace ya demasiado tiempo. Comienza con palabras del propio Peuchmaurd, en una entrevista del año 2000, que nos lo retratan ya en todo el vigor de su personalidad. 

Los traductores han sido Cinta Moreso, Miguel Casado, Martine Joulia e Ildefonso Rodríguez, y la edición bilingüe permite observar el buen trabajo realizado. En cuanto a la antología, es inmejorable en tanto nos da una visión muy amplia y muy completa del poeta, no solo con abundantes poemas sino con muestras de escritos en que se descubre al Peuchmaurd ensayista, pensador o aforista. Sus numerosas "plaquettes" y poemas en revistas casi siempre ignotas, pero siempre genuinas, van de 1972 a 2009. De excepcional interés para captar su carácter incomparable es la extensa prosa "El año pasado en Cazillac", pueblo del campo francés en que vivía y del que no oculta la degradación a que esos espacios también han sido sometidos por la depredación y la putrefacción de la vida occidental. Algunas de sus reflexiones aquí o en las páginas seleccionadas de Le pied à l'encrier son antológicas, y yo mismo me he valido para mi Cabina de barlovento de las que atacan a Bataille o la habitual cursilería y pretenciosidad de los diarios literarios. En varias ocasiones, Peuchmaurd dedica, en cambio, palabras inflamadas a André Breton, que chirriarán a muchos lectores hispanos.

El mejor ensayo que se ha dedicado a Pierre Peuchmaurd es el que apareció en las ediciones canadienses de L'Oie de Cravan en 2007 "Pierre Peuchmaurd témoin élégant"; obra de Laurent Albarracin, se reproduce ahora como atinadísimo epílogo del volumen. Supone, como la introducción de Bériou, otra reflexión sobre la poesía, además de una caracterización primorosa de la poética de Peuchmaurd, estructurada en los capítulos "El amor la poesía", "El sueño", "Los animales del hombre", "La maravilla y la melancolía" y "La evidencia y el vacío".

Una completa bibliografía, imprescindible con un poeta de estas características, o sea con un poeta a fin de cuentas secreto, muestra que nunca estuvo olvidado por un puñado de nombres que lo conocieron de cerca o que sabían de lo que iba todo lo que hacía. Entre lo cual, no se olvide, está la atención decisiva a uno de los nombres capitales del surrealismo: Maurice Blanchard. Entre poetas anda el juego.

pierre peuchmaurd antología poética

*

Muchos cuadernos poéticos de Pierre Peuchmaurd llevaron ilustraciones, entre otros de Jean-Pierre Paraggio (Fragments de cerf y L'horreur de miel son dos maravillas), Robert Lagarde, Georges-Henri Morin, Jean Terrossian, Jorge Camacho, Nicole Espagnol, Jacques Abeille, etc. Esta es de Jean Terrossian, frontispicio de L'immaculée déception:

martes, 4 de octubre de 2022

Memoria de Phases

La extraordinaria labor de Édouard Jaguer con el movimiento Phases, que aglutinó a tantos artistas valiosos, muchos de ellos del surrealismo y cercanías, sigue viviendo en un limbo crítico, dado el  carácter orgullosamente independiente que siempre la caracterizó y también su dirección inquebrantablemente internacionalista. Urge por ejemplo digitalizar sus estupendas revistas y sus catálogos, algo que yo hubiera hecho de no disponer sino de una porción de ellos.

Por eso, se saluda con especial calor una reciente exposición en Francia, y más aún el catálogo que ha elaborado Le Grand Tamanoir, con el título "Una geopolítica de Phases", un catálogo con las dimensiones de revista con que los solía hacer Jaguer. En cubierta, una pieza de 1981 de Philip West.

Maestro de ceremonias, Richard Walter introduce el catálogo con un ensayo titulado "Contexto e interés de la geopolítica de Phases", pero al que se suma un "caleidoscopio de acontecimientos" que da luz a aquella aventura a lo largo de varias décadas, más dos ensayos sobre Phases en Inglaterra, por Michel Remy, y en Polonia, por el propio Richard Walter.

Se sigue luego el estilo de Jaguer, presentando una lista necesariamente incompleta de artistas, con buenas ilustraciones de Guido Biasi, Conroy Maddox, Jörg Remé, Antoni Zydron, Fabio de Sanctis, Konrad Klapheck, Théo Gerber, etc. Me ha llamado especialmente la atención esta de Ladislav Guderna, datada en 1996:

phases le grand tamanoir

sábado, 1 de octubre de 2022

Ludovic Tac, Jean Thiercelin

Le Grand Tamanoir prosigue su labor editorial, y lanza ahora simultáneamente un libro de Ludovic Tac y otro de Jean Thiercelin. Ediciones sobrias, pero muy bonitas y cuidadas.

De la longe à l'éclat en passant par le corail es el título de Ludovic Tac, con material poético casi todo inédito e ilustraciones de Jacques Lacomblez, Suzel Ania, Jean-Claude Charbonel y Fabrice Sauge. Una de las secciones se dedica a la película Les voyageurs du temps des rêves armorigènes, en que culminaba la soberbia mitología armorigen de Charbonel.

Richard Walter traza una semblanza de Ludovic Tac, para quien fue crucial su encuentro con Édouard Jaguer, que lo llevó a incorporarse al movimiento de Phases. En la colección Phases, precisamente, publicó en 1991 Statue de sel, que llevaba una cubierta de Saúl Kaminer. Siguieron Entre deux âges en 2001, ilustrado por Charbonel, Le verger dans l'île en 2010, con dibujos de Lucques Trigaut, y L'ombre à l'horizon en 2017, con dibujos de Fabrice Sauge. De este último libro ya pudimos dar nosotros noticia.

Ilustración "armorigen" de J.-C. Charbonel,
en el libro de Ludovic Tac

Jean Thiercelin (1927-1999) formó parte un breve tiempo del grupo surrealista parisino (hacia 1960), para luego integrarse también en Phases. Es un poeta muy interesante y merecía hace tiempo una recopilación como esta, que ha estado a cargo de Jacques Lacomblez e incluye algunos poemas "reencontrados". Aldo Pellegrini incluyó dos poemas suyos en su antología de la poesía surrealista en lengua francesa (1961), donde lo clasifica entre los “poetas de lenguaje surrealista”. En 1967 publicaría Sept lettres pour mes amis, ilustrado por el citado Lacomblez, como Trois dires pour un pays, de 1976, al que se suman otros poemarios. 

Richard Walter nos ofrece al final del libro una útil bibliografía y el prólogo lo ha hecho Ludovic Tac, con lo cual, como se habrá observado, estos dos volúmenes que hoy destacamos acaban por formar un bloque poético compacto. Los dibujos son en este caso del Propio Thiercelin, inéditos y realizados hacia 1991.

Reproduzco este poema, dedicado al extraordinario Jean-Pierre Duprey:


domingo, 18 de septiembre de 2022

El mito de Edipo, revisitado

Max Ernst, Oedipus -Rex, 1922

En 1972 publicaba Gérard Legrand Sur Oedipo (Anatomie de la mythologie), con un enfoque del mito de Edipo claramente belicoso con el dogmatismo universitario. Si su anatomía del mito edípico era bastante freudiana, como señaló Robert Lebel en la reseña que le hizo, ahora Daniel Barbiero nos ofrece otra interpretación, anclada también en el pensamiento surrealista pero mirando hacia el humor negro y el azar objetivo. En un tiempo en que no menudean los estudios profundos sobre el surrealismo, este de Daniel Barbiero merece aquí ser destacado, por su seriedad y por su riqueza de sugerencias.

edipo y las otras dos esfinges

domingo, 11 de septiembre de 2022

Los taquaras de Natan Schäfer

Natan Schäfer sigue sorprendiendo con sus ediciones artesanales, y ahora nos brinda un verdadero libro de bolsillo, o más exactamente un "zoo-analógico de bolsillo", compuesto por cerca de setenta dibujos que son una fiesta visual e imaginativa tan exótica como pueden serlo esos bambús brasileños que dan el título al conjunto.

Una nota inicial es nada menos que de Jean-Claude Silbermann, y comienza con estas palabras: "Nunca un mismo individuo se atrevió a mostrarse bajo identidades tan diversas y perturbadoras. Y no se disfraza, se metamorfosea".

Taquarás es una "aventura" de Contravento Editorial, y una aventura con tan buen puerto que merece nombrarse a la artista que hizo la encuadernación: Maria Angélica Chiang. En el colofón se nos informa también que los dibujos que componen Taquaras fueron realizados en septiembre de 2020 "sin ningún tipo de proyecto o racionalización previa deliberadas".

El desfile de estas criaturas lleva más que apropiadamente encabezamiento de André Breton, como si el tamanduá de cabeza leonina quisiera abrir la exposición de maravillas y caprichos: "No todo paraíso está perdido", título de uno de los poemas de Clair de terre.