martes, 31 de mayo de 2016

Janice Hathaway: “Fluid solaris”


Ya fue inaugurada la exposición de Janice Hathaway en la Fundación Eugenio Granell. Reproducimos el texto de prensa sobre la misma:
“The surrealist expression of Janice Hathaway seeks a transformation of her photography from reality into surreality. She uses free association and automatic image combinations that evolve into concepts that reflect object lessons in the spirit of Magritte. Janice Hathaway’s approach expands the surrealist method of cutting and pasting by using the tools of Photoshop: selecting, masking and painting with a digital stylus. Her goal is to convey through this combination of photography and digital tools the relationship between nature and culture, handwork and technology, the Marvelous and the everyday”.


Jan Svankmajer: "With a little help from my friends"

Esperamos llegue pronto a buen puerto la que va a ser última película de la admirable trayectoria svanmajeriana, uno de los tesoros del surrealismo en su segundo medio siglo.

Jan Svankmajer y Sasha Vlad

sábado, 28 de mayo de 2016

Amirah Gazel/Alfonso Peña

A. Gazel y A. Peña, Paralelo/centrífugo

Acusamos hoy recibo del libro de collages de Amirah Gazel y Alfonso Peña Paralelo/centrífugo, cuya portada ya reproducimos aquí, cuando, en el mes de febrero, fue anunciada su aparición inminente:
En este caso, preferimos reproducir dos de las imágenes, una de ellas con el rostro de una de los nombres grandes del surrealismo. Art Edition es la editora, en San José, Costa Rica. En total, son 32 los collages de esta obra que se presenta como “Poesía visual” y que lleva como subtítulo “Libro de los lobos”. Un apasionado prólogo de Enrique de Santiago, conocido componente del grupo Derrame, titulado “La arteria en el canino del bosque”, enriquece aún más esta nueva publicación del surrealismo americano; a él pertenecen estas palabras:
“Avanzamos con un indescriptible deseo, ávidos y paralelos a los cuerpos de estos canis lupus, entonces somos lanzados como espectadores a una cacería por la pradera de lo ignoto, y bebemos como ellos, con sed bajo el influjo de la madre selenita; no hay marcha atrás, todo va hacia afuera con intensidad, y si se vuelve al origen –donde entró y se fijó el ojo por primera vez–, este movimiento también será de naturaleza vertiginosa. El mensaje es áspero, tanto en las piezas que contienen cierta variedad cromática, como en las más austeras –en blanco y negro–, las cuales se encaraman hasta la pupila, la sacuden, inquietan y la hacen aullar en su propia noche”.

A. Gazel y A. Peña, Paralelo/centrífugo

“Dreamdew”, n. 5

Anunciamos hace siete días la aparición del nuevo Dreamdew, y hoy tenemos el placer de trasladarlo en su integridad.






Crónica


Una exposición del gran Jan Schlechter Duvall tiene lugar en La Haya hasta el 5 de junio, dentro del festival Tong Tong, de la comunidad indonesia-holandesa.

*

Acaban de publicarse, en las ediciones Au Signe de la Lincorne, los Écrits pathaphysiques de René Daumal, con casi 300 páginas. Con Daumal, como con un Baj, estamos muy lejos de la patafísica colegiada de la que tanto se burlaba Magritte.

*

He aquí los enlaces de dos exposiciones sobre sendos “clásicos” del surrealismo, André Masson y Paul Delvaux:

*

El espectro de René Magritte, 1948

Este enlace permite ver un documental muy interesante (aunque el sonido al menos a mí se me escapa a veces) sobre nuestro querido Enrique Gómez Correa:

*

Baúl de un chamán tsimshian

Debout sur l’Oeuf, la editorial de Miguel de Carvalho, publica en Coimbra una serie de poemas amerindios, en versión de Vasco Gato, bajo el título de O dia e a noite não podem vivir juntos, frase del largo discurso proferido por Duwamish en 1854.
En 1996, Assírio & Alvim, que tantos libros de Mário Cesariny editó, dio a la luz O sopro das vozes, una larga y magnífica antología de textos de los indios americanos, y más recientemente la revista libertaria Flauta de luz viene publicando “Para una antología de la poesía amerindia contemporánea”, en selección y traducción de Fernando Gonçalves y Júlio Henriques, este último un buen conocedor del surrealismo que se ha ocupado de Benjamin Péret. Los vasos siguen comunicando.

sábado, 21 de mayo de 2016

“Dreamdew”, etc.

Frantisek Dryje, collage

Ya ha aparecido el número quinto de Dreamdew, “Comunicación onírica”, que editan Bruno Jacobs y Sasha Vlad. En presentación de nuevo preciosa, verdaderamente onírica, la portada se la reparten un interesante ensayo teórico de Roman Telerovský (“The tissue of poietic dreaming”) y la sugestiva respuesta de Paul Delvaux a una pregunta sobre su cuadro El pueblo de las sirenas. Dos collages arenosos de Frantisek Dryje –aquí vemos uno de ellos– ilustran el ensayo.
“Sueños embotellados” ofrece imágenes y textos de Petra Mandal, Martin Stejskal, Dan Stanciu y Sasha Vlad, más un sueño de las Nuits sans nuit, el gran libro onírico de Michel Leiris. Precisamente de botellas, pero pintadas, hablamos aquí en el artículo dedicado a Bill Copley y en la reseña del último número de L’Or aux 13 Îles, al aludir a las del matrimonio Beynet. Esta es la botella soñada por Sasha Vlad con el perfil del busto del legendario Vlad el Empalador:



*

Janice Hathaway, Endless transformation

La Fundación Eugenio Granell, tras la exposición dedicada a Kathleen Fox, dedica próximamente otra a Janice Hathaway, en un loable esfuerzo por dar relevancia a figuras que no son conocidas lo que deberían serlo, dada la triste y falsa perspectiva historicista que domina en los enfoques del surrealismo.
Es una ocasión inmejorable para apreciar los maravillosos collages de esta artista estadounidense que en 1979 fundó el grupo surrealista de Alabama y que ha permanecido fiel a la visión poética del surrealismo.

*

Ody Saban, Muchacha identificándose con un alga, 2015

El 2 de junio se inaugura en la galería Claire Corcia la exposición de obras inéditas de Ody Saban “Bourgeons de fêtes utopistes”, que además proyectará tres cortometrajes sobre la obra de esta artista.

*


En las magníficas ediciones Rêve à Deux, que anima Richard Waara, se anuncia un plato fuerte: Spectral hyerogliphics, de Will Alexander, con prólogo de Laurens Vancrevel e ilustraciones de Rik Lina.

*

El pasado sábado se presentó en el Café Santa Cruz de Coimbra (el más bello café de Portugal) el libro de Miguel de Carvalho Neste establecimento não há lugares sentados, y lo mismo se hará este domingo a las 19:30 en un local de la Rua dos Correeiros (Paralelo W), sito en el corazón de la Baixa de Lisboa.

*



Lou Dubois, tan certero escritor como collagista, escribe ahora, a partir de los collages de Émelyne Duval. Editan, con su habitual finura, las Éditions des Deux Corps.

*

Cruzeiro Seixas no sale bien parado de unas cartas a Floriano Martins recién editadas, donde ataca de modo repugnante a Miguel de Carvalho (quien precisamente, en 2005, le había publicado su gran libro epistolográfico: Naufrágio de ilustraletrações) y donde recurre al argumento más especioso para justificar su condecoración por la Orden Militar de Santiago de la Espada (principal orden militar portuguesa de la caballería cristiana): “con el humor posible, diré que condecorar a un surrealista es un acto surrealista” –fue condecorado en 2009 por el entonces presidente de la república Aníbal Cavaco Silva, el más nefasto de todos los políticos que ha tenido la democracia portuguesa, lo que ya es decir, organizándole la presidencia de la república como guinda, hace unos meses, una exposición por la que se arrastró en compañía de la primera dama.
Decía Marcel Mariën que la televisión pone al desnudo los puntos flacos de los que enfoca, pero las cartas son quizás un medio de exposición aún más peligroso: las memeces, las obsesiones insanas, los juicios injustos y aventurados, el lenguaje viperino son proclives a tener en ellas, y nunca mejor dicho, carta libre. En cambio, el poeta-artista está más contenido en las entrevistas de 2009 y 2015, que unidas a algunos textos como los de Ernesto Sampaio, Franklin Rosemont o Sarane Alexandrian y a un largo escrito suyo de 1991 componen un conjunto magnífico, a años de luz del que conforman las desdichadas cartas. Es lo que se salva de estas Confissões de um espelho.
Acertadamente, Miguel de Carvalho optó en su día por hacer una selección de cartas, todas admirables, con bellos dibujos, resultando un libro de extraordinaria calidad e interés sostenido, donde encarna el verdadero, el gran Cruzeiro Seixas. Pese a ello, fingiendo olvidarse, lo llama ahora, a lo largo nada menos que de once cartas, “un tal Miguel de Carvalho” (debe tener pesadillas con él). Pero no hay muestra de mayor decadencia que esa utilización de la acepción más bastarda del adjetivo “surrealista”, de curso libre entre los periodistas y la masa ignara, cuando le pone paños calientes a su condecoración. Para colmo, solo dos años antes, escribía: “Ahora me sondean de la presidencia de la República con la intención de imponerme una condecoración. Mi respuesta solo puede ser negativa; ¿cómo puedo estar de acuerdo con esta caricatura de democracia?” Mal final para quien negaba ser un “artista” y proclamaba, en una de las entrevistas del libro, contradiciendo la aceptación de esta senil consagración oficial: “Soy un hombre entre los hombres, nada más”.

sábado, 14 de mayo de 2016

“Caleidoscopio surrealista” en pdf


Dada la muy deficiente distribución de la segunda edición de Caleidoscopio surrealista, he decidido subirlo a este blog como pdf de descarga gratuita. El documento es seguro, solo siendo de lamentar que, por motivos ajenos a mi voluntad, aparezcan las páginas con las marcas de impresión.
Con respecto a la edición impresa se han podido corregir un par de erratas advertidas, a saber:
p. 15, párrafo 2: las primeras lecturas bretonianas de Rimbaud son dos años anteriores (1914 y no 1916), como se señala en la cronología general.
p. 400: la fecha es 1987, no 2012.
p. 752, año 1987, M: “Oiseau hermétique”, redactado por Michael Löwy y publicado primero en inglés, fue firmado por el grupo de París, pero también por surrealistas de Praga, Buenos Aires, Londres y Nueva York, en una colaboración internacional que no se daba desde hacía años. Erróneamente, este documento aparece también en la fecha de 1984.
No se han hecho actualizaciones, que se desprenden de las notas aparecidas en el blog durante los últimos meses.
A la vez, anuncio para el próximo mes, distribuido por lulu.com, el segundo tomo de Surrealismo: el oro del tiempo.

“Peculiar Mormyrid”, n. 3: Homenaje a André Breton

Difícilmente igualable va a ser este espléndido homenaje que le dedica Peculiar Mormyrid a André Breton, con el título de “Pas un cadavre: 50 years since the death of André Breton”, integrado en el número 3 de su revista de plasmación digital e impresa.
La introducción es impecable, y a ella hay que sumar un breve texto de Paul Cowdell que lo dice todo, tras señalar cómo ya son más los años del surrealismo sin que con André Breton.
Muchos han intervenido en este “homenaje a la memoria de André Breton y al espíritu de la revuelta que él continúa a inspirar”: Jason Abdelhadi, Guy Ducornet, Élise Aru (el precioso poema-objeto “La noche del girasol”, traslación visual del poema bretoniano), Maurizio Brancaleoni (un poema dedicado y el dibujo “La femme à la chevelure de feu de bois”), Casi Cline (el relato de una aventura con Breton), John Richardson y John Welson (el collage “André Breton. Lighting up”), Claude Cauët (un divertido texto y un collage), Daniel Fierro, Miguel de Carvalho, Guy Girard, el Grupo Surrealista de Paris (un poema colectivo), John Richardson, Alex Januário, Valery Oisteanu, Andrew Mendez, Scherezade Siobhan, Rik Lina (el dibujo “Amour fou. Homenaje a André Breton”), Arthur Spota, Joël Gayraud, Mitchell Pluto, Virginia Tentindó (una escultura homenaje).
Hay también una encuesta en la que el “Ouvrez-vous?” se aplica ahora al propio fundador del surrealismo y una sección de “Sueños y encuentros” con textos de David Nadeau, Craig Wilson, T.D. Typapdos, Paul McRandle, Maria Brothers, Joël Gayraud, Mattias Forshage, Penelope Rosemont, Alfredo Fernandes, Guy Girard, Jean-Pierre Guillon, Ana Orozco, Dan Stanciu.
Aparte este tan rico homenaje, hay muchas más cosas en el número, incluida una sección sonora (Johannes Bergmark, Casi Cline y David Nadeau), otra fílmica (Steve Cline con Amalgamate 3 y Steve Morrison con Monte Análogo e Historia natural), de nuevo el juego de lo que está errado en una fotografía, poemas e imágenes, entre estas de Renzo Margonari, Janice Hathaway, Ody Saban, Bill Wolak, Sherri Higgins, Kirin, y Jaan Patterson.
En suma, un número espectacular sobre el que aún volveremos.
http://peculiarmormyrid.com/issue-3/

Foto de Guy Ducornet

Centenario de Juan Eduardo Cirlot

El centenario de Juan Eduardo Cirlot, nacido el 9 de abril de 1916, aparte una nueva antología y una biografía, ha significado la exhumación de su única novela, cuya “moralidad” calificó la censura franquista de “grosera y repugnante”, vetando su publicación en 1950, con unas cincuenta páginas en total marcadas en rojo. Titulada Nebiros, la edita Siruela, y relata los pensamientos de un personaje desde que sale de su oficina hasta que llega de madrugada a su casa, tras un recorrido por los bares y prostíbulos del barrio chino. Nebiros, el más valiente de los marqueses del infierno, adoptaba la forma de un cuervo, tenía a sus órdenes diecinueve legiones de demonios y hacía a los hombres que se le dedicaban gentiles y astutos en todas las artes.
Los censores han sido grandes críticos literarios. Impagable es su “reseña” de Nebiros:
“Libro fatalista, saturado de contradicciones y pesimismo, cuyo protagonista –un imaginativo sexual, tímido y sin fe–, después de un largo paseo por los prostíbulos de su ciudad, en el que se le ocurren los más paradójicos y peregrinos comentarios, llega a la escéptica conclusión que toda ansia de superación y mejora espiritual es inútil. El libro además de pesado es peligroso por los disparates que dice, y la turbia sexualidad servida en descripciones pornográficas, y no está exento de cierto matiz demagógico. De una moralidad grosera y repugnante. No se debe autorizar”. 

sábado, 7 de mayo de 2016

Jesús García Rodríguez: una migración sobre la faz de la Tierra

Componente del Grupo Surrealista de Madrid, Jesús García Rodríguez lleva a cabo una fértil labor como poeta, ensayista y traductor. Cofundador de la colección Ondina de poesía, ha dado a la luz varios libros en ella (La muerte del capitán, 31 sonetos reciclados, El sexo portátil), así como en las Ediciones Imposible (La dolorosa y trágica historia de Ambrulia Micaela, santa, puta, virgen y mártir, Superfreak, Obituario español, El ventilador pensativo, Fragmentos escogidos, Desmontando a Sade), y está presente en las principales antologías y libros colectivos del grupo español, (Indicios de Salamandra, La experiencia poética de la realidad como crítica del miserabilismo y Situación de la poesía (por otros medios) a la luz del surrealismo), ello aparte sus incisivas contribuciones a Salamandra.
Ahora, Jesús García Rodríguez publica un librito sorprendente en las Ediciones de la Torre Magnética: Migración, donde se vale de una prosa tan suntuosa como cautivadora, una prosa hímnica que  es la única que puede expresar adecuadamente todo el misterio y la fastuosidad del mundo y de “la ardua marcha de los pueblos, como espejismos sobre la nieve”, y que hace pensar en poemas muy antiguos pero también en páginas de Schwob, Cirlot o Lovecraft. Un epígrafe de los Poemas bárbaros de Leconte de Lisle conduce, en las últimas páginas, a la denuncia de la civilización más nefasta: “Y el destructor de los bosques, el hombre de piel blanca y mente enferma, solo ama el dinero y el número –¿acaso Dinero y Número no son uno y lo mismo? Y su amor al número es proporcional a su odio a la vida, y su odio a la multiplicidad es proporcional a su obsesión con lo uno. Mas él también, y todos los oropeles de su soberbia, serán solo carroña lacerada en el vendaval inmisericorde del tiempo. Descanse en paz, y que el humilde acanto y el torvisco y el oloroso toronjil florezcan siempre sobre las ruinas de sus fútiles civilizaciones”.
Pero dejemos al propio poeta expresarse sobre estas migraciones, que han llevado ilustraciones de otro miembro del grupo, Antonio Ramírez. El texto siguiente funciona como “prólogo” del impresionante poema.

*

“Esta migración en el tiempo y en el espacio parece querer seguir el vuelo estacional de las aves, y verlo todo desde esa perspectiva itinerante; en ella no hay nostalgia del pasado, ni fervor profético: se aferra al ahora como una garra a su presa, un ahora que, como siempre, es nunca y siempre. Se vislumbra en sus frases una voluntaria negación de la Historia.
En ella se quieren aparear épica y lírica, y quizá no lo consigan. El tono épico predomina, pero eso no significa nada.
El constante salto en el tiempo y en el espacio solo busca aproximar en lo posible el relato a la lógica de los sueños.
Sus palabras son densas y sonoras porque así siento yo el mundo y su despliegue. Cómo uno dice el mundo es la manera que uno tiene de crearlo, de recrearlo. Aquí más que nunca el poema es cosmogonía.
Pero el sentido final de la obra no es estético ni poético, sino ecológico: la diversidad de formas de vida de la naturaleza está y debe estar siempre muy por encima del dominio homogeneizador de las devastadoras tecnologías humanas.
Al último canto no acompaña ordinal alguno porque este poema –como todo poema– puede y debe ampliarse hasta el infinito”.

Antonio Ramírez, Amor crepuscular

Ghérasim Luca

Ghérasim Luca, La révolution  d'abord

La revista Europe dedica su número 1045, de este mes, a Ghérasim Luca, con textos entre otros muchos de Joël Gayraud (un “retrato superanalógico”), Sebastian Reichman, Jean-Jacques Lebel y Alice Massénat.
Y Jose Corti, donde han aparecido poco a poco sus obras, anuncia ahora La paupière philosophale.

Un poema de Ribitch a Toyen


Viejos amigos del surrealismo



(Texto e imagen, reproducidos de la monumental obra Culturas de los indios norteamericanos, Könemann, 2000.)