sábado, 24 de marzo de 2018

“Spectra”, en la Casa de las Dagas Azules

Will Alexander/Byron Baker, Quantum electrical field
Otro espléndido número de Spectra, la publicación animada por Raman Rao, acaba de aparecer, al mismo tiempo que la celebración artaudiana de La vèrtebre et le rossignol, como si el surrealismo quisiera festejar de modo explosivo así la llegada de un nuevo período primaveral, al menos por los lares en que escribimos. Y ello cuando la actualidad surrealista estaba dando pocas señales de vida.
Timothy R. Johnson, Seduction at Fare Thee Well
Aparte el del maestro de ceremonias, hay varios nombres coincidentes con el número anterior (“En el umbral del bosque”): Timothy R. Johnson, Byron Baker, David Coulter, Thom Burns y C. Brooke Rhotwell. A ellos se suman ahora Will Alexander, Allan Graubard, Stephen Lock, Terri Engels, Brian Lucas y Alice Farley. O sea, figuras del surrealismo estadounidense que aparecen enfocadas en los maravillosos tomos de Invisible heads, que nunca nos cansaremos de recomendar a quienes aún no los conozcan.
De nuevo Spectra logra un número impactante, y de nuevo desde la increíble portada, en que Thom Burns descubre la daga de piedra. En seguida David Coulter nos embarca en un viaje a Klopstokia, la delirante tierra de One million legs que preside W. C. Fields, y en donde podríamos encontrar los espectros de Raman Rao, el disfraz de Alice Farley o los mágicos bordados de Terri Engels. Poema e imagen se combinan en varias páginas, como en las de Allan Graubard, C. Brooke Rhotwell y Stephen Lock. Byron Baker dedica uno de sus automatismos gestuales a Jhim Pattison. Fiestas de color inauditas erigen Timothy R. Johnson y Will Alexander/Byron Baker. Pero sobre todo es la fuerza del conjunto, sin ningún desfallecimiento, lo que más impresiona en este nuevo número de Spectra